Pensamiento para hoy

Algunas reflexiones que se escribieron hace tiempo, pero que es bueno recordarlas cada día y aunque sea de vez en cuando, para que la vida sea más amable y más grata, para expresarle a nuestros seres queridos que están ausentes o cercanos lo mucho que los queremos, para demostrar que tu compañía y tu cariño valen para mí. El amor es el motor que mueve nuestra existencia, es nuestra inspiración:

Quiero mirar tu alma
a través de tus ojos
para encontrar en ella
ese gran resplandor
que me inunda de calma
y me llena de paz el corazón.
Deja que mi alma te busque
en el silencio de la soledad
para encontrar tu espíritu
y así poderte amar.
GMA

“Nunca visites panteones, ni llenes tumbas de flores; llena de amor corazones…
En vida hermano, en vida.

NIÑOS: REFLEJO DE SUS PADRES

En Colombia hoy se celebra el día del niño con fiestas en los barrios y en los centros comerciales, reparten regalos, chocolates y abren piñatas, pero hasta cuándo dura esta pequeñísima celebración, si en sus hogares, sólo reciben maltrato, desprecio, descuido y abandono.

Ya ni siquiera en los colegios se puede confiar, los profesores viven absortos en un mundo distinto al de la orientación psicológica y profesional, no hablo de la educación y buenas costumbres, ya que estas se infunden desde el hogar, a un niño hay que inculcarle siempre, desde su casa, los buenos modales de comportamiento, buenas maneras para no tratar mal a sus compañeritos e incluso a sus profesores, para que no se convierta, más tarde, en un tirano de la sociedad.

Hoy en día el maltrato a los niños es un grave problema social, con raíces culturales y psicológicas, que pueden producirse en familias de cualquier nivel económico y educativo.

El maltrato viola derechos fundamentales de los niños o niñas y por lo tanto, debe ser detenido, cuanto antes mejor.

El abandono o falta de supervisión hacia los menores, significa una falla intencional de los padres o tutores en satisfacer las necesidades básicas del niño en cuanto alimento, abrigo o en actuar debidamente para salvaguardar la salud, seguridad, educación y bienestar del niño.

Es decir, dejar de proporcionar los cuidados o atención al menor que requiere para su adecuado crecimiento y desarrollo físico y espiritual. Esto puede incluir, por ejemplo, omitir brindarle al menor alimentos, medicamentos y afecto.

Otro aspecto fundamental que debemos tener en cuenta, no es solamente el maltrato infantil, sino el maltrato que el niño tiene para con sus padres, hoy en día un niño llega a su casa y se dedica exclusivamente a ver la televisión a jugar con los videos juegos que son los que están llevando al caos, no sólo estudiantil sino familiar, porque el niño ni ve, ni oye ni entiende, si llegó o no llegó su papá o su mamá, sigue metido en un mundo de fantasía, que el día de mañana sale a practicar en su colegio llevando la destrucción por donde pasa.

Es fundamental el acompañamiento de sus padres o al menos una persona adulta responsable que controle en primer lugar, el tiempo que un niño debe emplear, tanto para hacer sus tareas como el tiempo de diversión y de entretenimiento, si les ayudamos a controlar esta parte, creo que nuestros niños pueden salvarse y crear un mañana mucho mejor.

Pienso que en estos últimos tiempos hemos dado a nuestros niños todo lo que piden, esto no debería ser así, que el niño se gane su premio con sus buenas notas en el colegio, que el niño se gane su salida al cine porque se comportó bien en la casa, pero los tenemos muy mal acostumbrados, todo esto porque: “pobrecito el niño” y con esto lo que le estamos causando es un mal, no solamente a él sino al entorno familiar y más tarde a la sociedad.

En este día tan especial, quisiera que tomáramos conciencia para que nuestros niños que son todo en nuestro hogar tengan una buena educación, darles mucho amor, cuidado y protección, es la mejor manera de brindarle una buena educación a nuestros hijos para que ellos así se sientan protegidos y estén conscientes que somos todo para ellos.

Y usted, ¿cómo ayuda a cuidar el planeta?

¿Qué hacemos por cuidar nuestro planeta?

Abril 22 día del planeta tierra.

El cuidado empieza por nosotros mismos, desde nuestros hogares, lugares de trabajo, el sitio donde nos encontremos en cada momento.   Es bueno promover, principalmente a los jóvenes esta práctica de responsabilidad; si nos queremos a nosotros mismos queremos todo lo que nos rodea.

Es triste ver como desde nuestro hogar no ayudamos con cosas tan pequeñas que a medida que pasa el tiempo se nos salen de nuestras manos para solucionarlas, a que me refiero? pues en primer lugar al aseo en nuestro hogar y purificación del ambiente, si lo mantenemos limpio, los alrededores tienen que estar limpios de impurezas que afectan el aire para que la tierra no se revele en contra de nosotros mismos.  No tiremos tanta basura, tenemos que aprender a RECICLAR, lo que no nos sirve a nosotros le puede servir a alguien más.

Hay que tener en cuenta, también, que el consumo de energía afecta demasiado a nuestro planeta tierra, en casa podemos mantener desconectados televisores, lavadoras, hornos microondas, los aparatos eléctricos que no estemos usando en ese momento, fuera de que hacemos un ahorro considerable en los gastos de energía, estamos ayudando al planeta para que esté fresco. Hay electrodomésticos innecesarios como cepillos de dientes, cuchillos, abrelatas eléctricos que solamente te van a generar un alto costo en tu energía.

Las bombillas de bajo consumo, si son más costosas que las normales pero duran mucho más y consumen mucho menos energía.

Los productos de limpieza algunos innecesarios y costosos muy nocivos para nuestro planeta, la casa se puede limpiar y desinfectar con jabón, bicarbonato vinagre y limón y todo queda con un olor fresco y limpio, hazlo, yo ya lo hice y es cierto.

En nuestra cocina debemos tapar bien las ollas para no malgastar el calor, las ollas exprés son la mejor opción, ahorra tiempo y energía.

A los niños que tenemos en casa, no los debemos agobiar con tanto juguete, hay que dejar que ellos jueguen con su imaginación, con los mismos productos reciclables que quedan en casa como cajas de galletas, papel, entre otros, podemos aprender jugando el hermoso arte del origami, integrando  más la familia, compartiendo con nuestros pequeños.

 

 

 

No estoy en contra de las mascotas, pero si sales a pasear con tu mascota, no dejes las heces en el antejardín de tu vecino, es tu responsabilidad recoger y mantener aseado el barrio donde vives, la tierra te lo agradecerá y el vecino también.

Las inundaciones que hemos vivido en los últimos años, en cierta forma somos todos responsables de esto porque no mantenemos limpias las riveras de los ríos y quebradas y llenamos su cauce de basura y suciedad. Si mantenemos limpias las calles, las alcantarillas no tienen porque inundarse cuando llueve, si recogemos las basuras y los hojas de los árboles, el planeta nos lo va agradecer mostrándonos un mejor mañana.

Yo pienso, que entre todos podemos lograrlo para que nuestras generaciones futuras encuentren un lugar limpio y sano para continuar con su herencia. Tenemos que hacer que nuestros campos reverdezcan de una vez y que las mariposas y los pájaros colmen el ambiente de alegría y bienestar.

Que nuestros campos sean más verdes, nuestros mares más limpios y nuestro corazón más feliz.

De nuestra música colombiana: El Dueto de Antaño

Para retomar de nuevo nuestra música colombiana, quiero hablar de nuestro querido “Dueto de Antaño”, son ellos Ramón Carrasquilla de Sopetrán donde nació en el año de 1912 en el hogar de Carlos E. Carrasquilla y María Encarnación Peña. Durante 16 años cantor oficial de la Basílica de la Candelaria, ubicada en el Parque Berrío de la Ciudad de Medellín. Ramón murió en Medellín el 7 de junio de 1982.

Camilo García, nacido en Amalfi el 6 de mayo de 1910, hijo de Fructuoso García, guitarrista y cantor y de Teresa Bustamante. Pedagogo de profesión, compositor y guitarrista. Se casó con doña Teresita Martínez, hogar donde nacieron Jaime, William, Nelly, Emilse, Byron, Miriam, Dalia, Geovanny y Elkin. El maestro Camilo García finalmente falleció el 19 de enero de 1993, después de toda una vida entregada a la música y a la educación, dos nobles profesiones que le han dado un lugar en la historia y en el corazón de los colombianos.

Pero lo que mis seguidores quieren es oir a este dueto que fue furor en las décadas de los 50,60 y 70. Las primeras grabaciones las hizo el Dueto en 1948: “El boga” “corazón antioqueño”, “Bajabas de la montaña”, “Fue mentira”, “Serenata de amor”, “Desilusiones”, “Destino”, “florecer”, “El cámbulo”, “La lancha”, “Corónate de flores”, “Al calor de tu afecto”, “Serenada del campo”, “Tu lo ignoras”, “Anochecer”, “Linda samaritana” y “Lágrimas”.

Una de las más populares y que se cantaba en todas las reuniones familiares: La Lancha. Este tema, se oía en los paseos, en los grupos de amigos era como un himno familiar. Disfrútala!.

¿Por qué no aprendemos a escuchar a los demás?

Valor es lo que se necesita para levantarse y hablar; pero también es lo que se requiere para sentarse y escuchar.”
Winston Churchill

Todos los humanos siempre queremos sobresalir y hoy por hoy no sabemos escuchar a los demás, en una reunión solamente queremos hablar, hablar y hablar, muchas veces no atendemos a nuestro interlocutor, lo interrumpimos y hasta cambiamos el tema que se viene desarrollando en el transcurso de la reunión.

Alguien expresó célebremente: “Saber escuchar es el mejor remedio contra la soledad”. Por eso es mejor escuchar que locamente hablar, ya que el mucho habla se equivoca y el que mucho habla se encarta. De ahí que escuchar es mucho mejor.

Cuando escuchamos aprendemos de las otras personas. No podemos convertirnos en el centro de la conversación, es importante dejar que todos expresen su sentimiento, su opinión, tenemos que recordar que tenemos dos orejas para oir y una sola lengua para hablar, por lo tanto debemos ser más armónicos con nuestra conversación, de ahí que escuchar quiere decir que recibimos de nuestro interlocutor todo lo mejor que tenemos, porque si prestamos atención a sus palabras esto será una gran recompensa para nuestro espíritu.

A veces necesitamos que la otra persona desahogue su energía, pero necesita alguien que la escuche, por eso dos personas hablando al mismo tiempo se pierde toda atención. Por lo tanto, debemos tener paciencia, humildad para recibir del otro su mensaje. No pasemos por petulantes o arrogantes que nos tienen que escuchar todo lo que decimos, en una conversación de esta índole a veces es mejor callar.

Saber escuchar es también un acto de humildad porque en él das preferencia al otro y tú quedas en un modesto segundo plano. Es, finalmente, la mejor manera de asegurar la eficacia de tu palabra; ésta será siempre bien recibida si va acompañada de una paciente escucha.
En el diálogo es tan importante el silencio como la palabra; mejor diría: es más importante el silencio que la palabra, porque nos dispone a escuchar con atención vigilante la palabra del otro y a decir la nuestra con acierto, después de haberla reflexionado. Sin silencio, sin oídos bien abiertos, la palabra del otro no es debidamente atendida y la nuestra suena a vacío.

Es cierto que a veces hay personas que no hablan porque no saben qué decir o porque resulta más cómodo no decir nada. El silencio no es simplemente callar. Es saber añadir a ese callar un plus de atención y de receptividad. El silencio respetuoso y acogedor implica saber adentrarse en el interior del otro y comprender su problema. Es una actitud terapéutica que siempre resulta muy útil tanto para el que la ejercita como para el que recibe su beneficiosa influencia.

El déficit de silencio-escucha en la sociedad actual es enorme, porque da la impresión de que cada uno va a lo suyo, sin importarle lo más mínimo la necesidad de receptividad que pueda tener el prójimo. El auténtico diálogo es una síntesis de apertura, transparencia y disponibilidad para comprender.

El diálogo da sus frutos cuando somos capaces de abrirnos sinceramente al otro, cuando le sabemos acoger sin prejuicios, cuando nos esforzamos por comprenderle y aprender de él.

La escucha, entendida como receptividad sincera y cordial, es la base del diálogo, y el diálogo enriquece enormemente a las personas que lo practican.

Fuente: Algunos apartes fueron tomados de Juan Bestard

¿Amigos de quién…?

¿Por qué será que la sociedad actual nos quiere imponer algo que quizá no deseemos ubicándonos en un círculo donde solamente puedes estar con amigos de amigos de amigos?

Los amigos son tan necesarios como el aire que respiramos porque un verdadero amigo te tiende la mano y te apoya en el momento en que más le necesitamos, ya que la amistad se va construyendo poco a poco con el tiempo y el espacio que compartimos con ellos, de ahí la importancia de la amistad. Un amigo no se consigue de momento, un amigo se cultiva y se quiere. Hay amistades que están hechas de alegrías y tristezas compartidas, la idea es que un amigo no se hace de la noche a la mañana.

Hay amistades de silencios, amistades virtuales construidas a base de correos electrónicos con las que compartimos pensamientos y reflexiones, pero están ahí en el ciberespacio y a pesar de eso hacen parte de nuestras vidas.

Pero quiero contar ahora, la experiencia que tuve hace algún tiempo, donde nos reunimos en un sitio campestre un grupo de siete Amigas donde queríamos remembrar gratos momentos de colegio, asuntos de interés. -Pero hoy en día con los famosos celulares te ubican en el sitio donde estés-, con quien estés y que estás haciendo, hasta convertirse esto en algo insoportable porque hay personas que no quieren perderse de nada de lo que ocurre a su alrededor.

Llegó un momento que el grupo creció y “los amigos de mis amigas no eran mis amigos”, el tema cambió, y todo debido a que apareció la prima de Margarita, ésta a su vez llevaba una amiga que venía con su novio, luego apareció Amparo que la llamó su amiga de la costa que acababa de llegar a la ciudad y nos dijo: ¿será que Conchita puede llegar hasta acá? ¡Cómo dejar a Conchita sola, que viene desde tan lejos!, al rato apareció el novio de Sonia que si podía llegar a este sitio porque se había encontrado con la hermana de Stella que era una del grupo original y cuando menos pensamos el grupo de siete “Amigas”, se convirtió en un grupo de veinte personas que hicieron imposible la convivencia: primero, como dice la canción: “No hay cama pa tanta gente”, y segundo el asunto de este encuentro perdió toda su objetividad, la comida no alcanzó, es algo muy particular hoy en día la gente se aparece con las manos vacías, mi mamá siempre nos decía: “cuando vayas a visitar a alguien llévale un detalle”, entonces eso para mí es muy importante.

Este es mi pensamiento de vida para hoy, en conclusión, pienso yo, no debemos imponer nuestras amistades a nuestros amigos, cada quien tiene sus propios amigos que se han construido con tiempo, valores y constancia.

El Himno Antioqueño

Para las personas que están ausentes de su querido terruño, quiero dejarles este pensamiento acerca de nuestro Himno Antioqueño. Fue Juan Yepes, cantor popular, quien por primera vez le puso música al “Canto del antioqueño” de Epifanio Mejía. Ñito Restrepo, quien lo oyó, dice maravillas de este cantor y de su canción.

Desgraciadamente no hubo quien llevara al pentagrama las marciales notas de la canción de Juan Yepes. Todavía, poco antes de morir, Pelón Santamarta nos recordaba esas notas marciales pero que había olvidado en parte. Después Roberto Mesa, en 1899, le puso también música. La de Mesa quizá parezca poco apropiada para himno, pues lo hizo en aire de danza. Sin embargo, se cantó mucho en algunas escuelas de Medellín. Bien debemos recordar como Mesa hubo de ir al permanente, dizque porque con aquel canto estaba incitando a la revuelta, pues lo hizo allá en los primeros días de octubre cuando ya tronaba la guerra de los “Mil días”, y Mesa era un liberal furibundo.

Algún tiempo más tarde el maestro Jesús Arriola hizo un bonito coro, a cuatro voces de difícil ejecución. La bella música de Arriola no prosperó.

La que hoy tiene, y que ya se puede considerar como oficial, aunque no haya ninguna disposición que así lo acredite, la música de Gonzalo Vidal, parece tuvo su origen por allá en 1913, cuando se trató de celebrar el primer centenario de la independencia de Antioquia, aunque sólo años después en 1962 vino a tener su aceptación al público.

Las estrofas y el coro, fueron sacados del “Canto del Antioqueño”, poesía que Epifanio Mejía compuso en 1868 y que copio a continuación:

EL CANTO DEL ANTIOQUEÑO

¡Oh libertad que perfumas
las montañas de mi tierra,
deja que aspiren mis hijos
tus olorosas esencias!
I
Amo el Sol porque anda libre,
sobre la azulada esfera,
al huracán porque silba
con libertad en las selvas.
II
El hacha que mis mayores
me dejaron por herencia,
la quiero porque a sus golpes
libres acentos resuenan.
III
Forjen déspotas tiranos
largas y duras cadenas
para el esclavo que humilde
sus pies de rodillas besa.
IV
Yo que nací altivo y libre
sobre una sierra antioqueña
llevo el hierro entre las manos
porque en el cuello me pesa.
V
Nací sobre una montaña,
mi dulce madre me cuenta
que el sol alumbró mi cuna
sobre una pelada sierra.
VI
Nací libre como el viento
de las selvas antioqueñas
como el cóndor de los Andes
que de monte en monte vuela.
VII
Pichón de águila que nace
sobre el pico de una peña
siempre le gustan las cumbres
donde los vientos refrescan.
VIII
Cuando desciendo hasta el valle
y oigo tocar la corneta,
subo a las altas montañas
a dar el grito de alerta.

IX
Muchachos, le digo a todos
los vecinos de las selvas
la corneta está sonando…
¡tiranos hay en la sierra!

X
Mis compañeros, alegres,
el hacha en el monte dejan
para empuñar en sus manos
la lanza que el sol platea.

XI
Con el morral a la espalda
cruzamos llanos y cuestas,
y atravesamos montañas
y anchos ríos y altas sierras.

XII
Y cuando al fin divisamos,
allá en la llanura extensa,
las toldas del enemigo
que entre humo y gente blanquean,

XIII
Volamos como huracanes
regados sobre la tierra,
¡ay del que espere el empuje
de nuestras lanzas revueltas!

XIV
Perdonamos al rendido
porque también hay nobleza
en los bravos corazones
que nutren las viejas selvas.

XV
Cuando volvemos triunfantes
las niñas de las aldeas
rinden coronas de flores
a nuestras frentes serenas.

XVI
A la luz de alegre tarde
pálida, bronceada, fresca
de la montaña en la cima
nuestras cabañas blanquean.

XVII
Bajamos cantando al valle
porque el corazón se alegra;
porque siempre arranca gritos
la vista de nuestra tierra.

XVIII
Es la oración; las campanas
con golpe pausado suenan;
con el morral a la espalda
vamos subiendo la cuesta.

XIX
Las brisas de las colinas
bajan cargadas de esencia,
la luna brilla redonda
y el camino amarillea.

XX
Ladran alegres los perros
detrás de las arboledas;
el corazón oprimido
del gozo palpita y tiembla…

XXI
Caminamos… Caminamos…
y blanqueas… y blanquean…
y se abren con su ruido
de las cabañas las puertas.

XXII
Lágrimas, gritos, suspiros,
besos y sonrisas tiernas,
entre apretados abrazos
y entre emociones revientan.

XXIII
¡Oh libertad que perfumas
las montañas de mi tierra,
deja que aspiren mis hijos
tus olorosas esencias!.

Fuente: “Antología de la Canción en Antioquia” por Heriberto Zapata Cuéncar.
Dibujo: Diseño por Pensamientos de Vida

Visita al Museo El Castillo

Esta semana tuve la oportunidad de visitar El Museo El Castillo, situado en El Barrio El Poblado de la ciudad de Medellín. Su construcción, según los guías data de 1930 es un estilo gótico medieval y allí encontramos varias salas con las reliquias, recuerdos y fantasmas –digámoslo así-, de la Familia Echavarría Zur Nieden, donde pudimos apreciar y observar elementos casi intactos de las personas que habitaban el castillo: vajillas de porcelana, cristal de baccarat, vitrales, pinturas, libros, antigüedades, candelabros y un montón de fantasmas que nos vigilaron todo el tiempo mientras recorríamos sus estancias.

Si, es verdad, lo que más me impactó fue la alcoba principal, era inmensa, tenía sala, biblioteca y una cama con barandas altísimas. llena de cojines bordados con hilos dorados y unos gobelinos inmensos con escenas románticas. Me llamó mucho la atención, una puerta pequeña que comunicaba con otro dormitorio, el de su esposa Benedikta ya que cada uno tenía su propio espacio, pero tenían sus encuentros “nocturnos” a través de la discreta puerta que comunicaba a las dos habitaciones.

Diego Echavarría Misas, fue un gran empresario, persona excéntrica que quiso construir una vivienda diferente a todas las que existían a su alrededor, casado con Benedikta Zur Nieden, mujer alemana, tuvieron una hija llamada Isolda, la misma que falleció a la edad de 19 años.

Me impactó que la habitación de la hija todavía tiene sobre su cama el vestido que lució cuando cumplió los quince años, su cuna y sus primeras muñecas parecen que cobran vida en este escenario lleno de misterio y a veces hasta de terror.

Para hablar del comedor hay un asunto muy particular: tenían dos comedores El comedor grande se usaba en ocasiones especiales y su estilo es renacentista español. El comedor auxiliar es de estilo barroco español fue hecho en madera de Jacaranda, un árbol nativo de Brasil.y lo utilizaba solamente la familia.

Afortunadamente recorrimos El Castillo, un grupo aproximado de 15 personas, las mismas que llegamos a la conclusión que ese sitio encierra mucho misterio, sus pasillos fantasmagóricos nos hacen vivir una película de suspenso en medio del chasquido de la madera y sus escalas, que a pesar del buen mantenimiento que le tienen no dejan de enseñarnos que por sus pasamanos quedan las huellas de un pasado lleno de misterio.

En 1972 pasó a constituirse en Museo cuando don Diego Echevarría Misas, decidió donarla con toda su decoración y accesorios. Además, se exponen creaciones artísticas de maestros de la plástica y las artes decorativas, que son exhibidas en la Sala de Arte, dedicada a exposiciones temporales. Cuenta también con una sala de conciertos y un centro de formación artística donde se realizan diferentes actividades culturales.

Es de anotar en este Pensamiento para hoy, que el señor Diego Echavarría Misas fue el primer secuestrado de este país y el primer secuestrado que mataron.

A continuación se puede apreciar un video del Museo y sus jardines.