Los hermanos Strauss

Para seguir con las remembranzas de las historias que nos contaba mamá, hoy quiero traer los cuentos que no eran tan cuentos sino reales de los músicos que su padre, el abuelito Ramón Antonio, le contaba y ella nos lo transmitía con un dulce sabor que todos nos quedábamos boquiabiertos degustando las delicias de su  historia.  Hoy recuerdo con sumo agrado, como nos sentaba a todos, incluyendo dos o tres vecinos que siempre estaban en casa, quienes compartían con nosotros, los bellos juegos de niños, mi madre, con su dulzura explícita en su rostro y sus bellas manos comenzaba a tejer su cuento, uno de ellos Johann Baptist Strauss Primerode quien por esta fechas más concretamente el 14 de marzo se conmemora su natalicio; tuvo tres hijos: Johann Strauss Primero, Josef y Eduard.  El primero o sea Johann (Junior), fue quien se dedicó de lleno a los valses  él fue el que compuso el famoso Danubio Azul.  (Tema que no puede faltar en las fiestas de las quinceañeras en mi país y quien sabe en cuantos otros también), ahí les dejo la inquietud para el comentario. Puedes escucharlo en la cajita de música de este blog que está al lado derecho inferior.

En la actualidad, la tradición familiar se difunde entre nuestros sobrinos, la pequeña Alicia de cuatro añitos ha crecido escuchando el Danubio Azul y cuando llega donde su abuela piden que le vistan el tutú que le diseñó y fabricó la tía Cris con un tul rosa transparente, bordado con canutillos y lentejuelas y en donde con sus piernitas delicadas y bien torneadas, comienza a dar los primeros pasos del famoso vals.

A Josef, el segundo hermano de los Strauss,  no  le gustaba mucho la música ni ambicionaba una carrera musical, estudió ingeniería y trabajó en la construcción, fue un gran inventor le gustaba mucho crear cosas diferentes y fue el que inventó las máquinas que barren las calles, pero Josef se convirtió en el suplefaltas de su hermano Johann, ya que le tocaba reemplazarlo en las clases que se dictaban en la iglesia, a un grupo de cantores y poco a poco fue metiéndose también como sus dos hermanos en el entorno musical, también se dedicó a los valses y le gustaba mucho el violín.

Eduard, el menor de los tres hermanos, no se dejó influenciar por lo que sus hermanos escribían, de ahí que se dedicara  a escribir las famosas polkas, música festiva y alegre.  En este link puedes escuchar algo muy bonito de Eduard.

Estas son las historias que nos contaba mamá y con las que nos hacía soñar.  Quiero compartirla con ustedes de forma breve y coloquial.

  1. !Que belleza todo este cuento! Y mira las distancias desde el padre Strauss hasta Alicia tu sobrina… son como dos siglos largos… y todavía se entretejen más y más historias desde ese 1800…
    Un abrazo y feliz por poder leer estas historias!

  2. Como no recordar tan bellas melodías y los vecinos que no podían faltar están también en su cuento: Victor Manuel Ochoa Ex.Obispo de Medellín, Diego Alonso Arango con su canto lírico educado en Bellas Artes y todos nosotros admiradores del Bel canto.
    Que recuerdos Gloria. De ahí nace también el gusto por la ópera, zarzuela y toda la música brillante. Todo eso fue cultural que se nos quedó en las venas.
    Y como dicen grandes pensadores: “Es la música del alma.”

¡Animate a escribirme, espero tus comentarios!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s