Arco iris en la ciudad de Medellín

Toda la vida desde que estaba pequeña me ha cautivado el arco iris.   Hace mucho tiempo no veía  uno en todo su esplendor,  hablo del que se reflejó, -no sé si así se dirá-, en la ciudad de Medellín, el pasado 23 de marzo.

Para mí, el arco iris, es un encanto tiene algo de cuentos infantiles pero también tiene mucho de ciencia ya que sus luces resplandecientes de colores se dispersan en un arco de más o menos 138 grados, después de un fuerte aguacero y de repente vuelve y sale un sol radiante y surge el arco de colores en el firmamento con esos rayos luminosos que me llenan de alegría, inspiración y romanticismo.

Cuando se está mucho tiempo “encerrado” en una oficina trabajando, te pierdes de la belleza que nos regala la naturaleza cada día; el fuerte aguacero del 23 de marzo, que entre otras cosas inundó media ciudad, nos regaló de nuevo su brillo, los pinos relucían y las gotas de lluvia que quedaron sobre ellos parecían cristales, dignos de admiración.

Si bien es cierto, dicen en los cuentos, que al otro lado del arco iris se encuentra un cofre con oro y muchos tesoros, cuando apreciamos ese semi-círculo de colores en el firmamento, mostrándonos una hermosa y real naturaleza, vemos reflejada en todo su esplendor la Mano de Dios. Si, Él nos está mostrando su poder, nos está enseñando que con esas luces de colores podemos recrear nuestra mente, podemos incluso soñar, enamorarnos y disfrutar la vida.

¡Animate a escribirme, espero tus comentarios!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s