Visita al Museo El Castillo

Esta semana tuve la oportunidad de visitar El Museo El Castillo, situado en El Barrio El Poblado de la ciudad de Medellín. Su construcción, según los guías data de 1930 es un estilo gótico medieval y allí encontramos varias salas con las reliquias, recuerdos y fantasmas –digámoslo así-, de la Familia Echavarría Zur Nieden, donde pudimos apreciar y observar elementos casi intactos de las personas que habitaban el castillo: vajillas de porcelana, cristal de baccarat, vitrales, pinturas, libros, antigüedades, candelabros y un montón de fantasmas que nos vigilaron todo el tiempo mientras recorríamos sus estancias.

Si, es verdad, lo que más me impactó fue la alcoba principal, era inmensa, tenía sala, biblioteca y una cama con barandas altísimas. llena de cojines bordados con hilos dorados y unos gobelinos inmensos con escenas románticas. Me llamó mucho la atención, una puerta pequeña que comunicaba con otro dormitorio, el de su esposa Benedikta ya que cada uno tenía su propio espacio, pero tenían sus encuentros “nocturnos” a través de la discreta puerta que comunicaba a las dos habitaciones.

Diego Echavarría Misas, fue un gran empresario, persona excéntrica que quiso construir una vivienda diferente a todas las que existían a su alrededor, casado con Benedikta Zur Nieden, mujer alemana, tuvieron una hija llamada Isolda, la misma que falleció a la edad de 19 años.

Me impactó que la habitación de la hija todavía tiene sobre su cama el vestido que lució cuando cumplió los quince años, su cuna y sus primeras muñecas parecen que cobran vida en este escenario lleno de misterio y a veces hasta de terror.

Para hablar del comedor hay un asunto muy particular: tenían dos comedores El comedor grande se usaba en ocasiones especiales y su estilo es renacentista español. El comedor auxiliar es de estilo barroco español fue hecho en madera de Jacaranda, un árbol nativo de Brasil.y lo utilizaba solamente la familia.

Afortunadamente recorrimos El Castillo, un grupo aproximado de 15 personas, las mismas que llegamos a la conclusión que ese sitio encierra mucho misterio, sus pasillos fantasmagóricos nos hacen vivir una película de suspenso en medio del chasquido de la madera y sus escalas, que a pesar del buen mantenimiento que le tienen no dejan de enseñarnos que por sus pasamanos quedan las huellas de un pasado lleno de misterio.

En 1972 pasó a constituirse en Museo cuando don Diego Echevarría Misas, decidió donarla con toda su decoración y accesorios. Además, se exponen creaciones artísticas de maestros de la plástica y las artes decorativas, que son exhibidas en la Sala de Arte, dedicada a exposiciones temporales. Cuenta también con una sala de conciertos y un centro de formación artística donde se realizan diferentes actividades culturales.

Es de anotar en este Pensamiento para hoy, que el señor Diego Echavarría Misas fue el primer secuestrado de este país y el primer secuestrado que mataron.

A continuación se puede apreciar un video del Museo y sus jardines.

¡Animate a escribirme, espero tus comentarios!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s