NIÑOS: REFLEJO DE SUS PADRES

En Colombia hoy se celebra el día del niño con fiestas en los barrios y en los centros comerciales, reparten regalos, chocolates y abren piñatas, pero hasta cuándo dura esta pequeñísima celebración, si en sus hogares, sólo reciben maltrato, desprecio, descuido y abandono.

Ya ni siquiera en los colegios se puede confiar, los profesores viven absortos en un mundo distinto al de la orientación psicológica y profesional, no hablo de la educación y buenas costumbres, ya que estas se infunden desde el hogar, a un niño hay que inculcarle siempre, desde su casa, los buenos modales de comportamiento, buenas maneras para no tratar mal a sus compañeritos e incluso a sus profesores, para que no se convierta, más tarde, en un tirano de la sociedad.

Hoy en día el maltrato a los niños es un grave problema social, con raíces culturales y psicológicas, que pueden producirse en familias de cualquier nivel económico y educativo.

El maltrato viola derechos fundamentales de los niños o niñas y por lo tanto, debe ser detenido, cuanto antes mejor.

El abandono o falta de supervisión hacia los menores, significa una falla intencional de los padres o tutores en satisfacer las necesidades básicas del niño en cuanto alimento, abrigo o en actuar debidamente para salvaguardar la salud, seguridad, educación y bienestar del niño.

Es decir, dejar de proporcionar los cuidados o atención al menor que requiere para su adecuado crecimiento y desarrollo físico y espiritual. Esto puede incluir, por ejemplo, omitir brindarle al menor alimentos, medicamentos y afecto.

Otro aspecto fundamental que debemos tener en cuenta, no es solamente el maltrato infantil, sino el maltrato que el niño tiene para con sus padres, hoy en día un niño llega a su casa y se dedica exclusivamente a ver la televisión a jugar con los videos juegos que son los que están llevando al caos, no sólo estudiantil sino familiar, porque el niño ni ve, ni oye ni entiende, si llegó o no llegó su papá o su mamá, sigue metido en un mundo de fantasía, que el día de mañana sale a practicar en su colegio llevando la destrucción por donde pasa.

Es fundamental el acompañamiento de sus padres o al menos una persona adulta responsable que controle en primer lugar, el tiempo que un niño debe emplear, tanto para hacer sus tareas como el tiempo de diversión y de entretenimiento, si les ayudamos a controlar esta parte, creo que nuestros niños pueden salvarse y crear un mañana mucho mejor.

Pienso que en estos últimos tiempos hemos dado a nuestros niños todo lo que piden, esto no debería ser así, que el niño se gane su premio con sus buenas notas en el colegio, que el niño se gane su salida al cine porque se comportó bien en la casa, pero los tenemos muy mal acostumbrados, todo esto porque: “pobrecito el niño” y con esto lo que le estamos causando es un mal, no solamente a él sino al entorno familiar y más tarde a la sociedad.

En este día tan especial, quisiera que tomáramos conciencia para que nuestros niños que son todo en nuestro hogar tengan una buena educación, darles mucho amor, cuidado y protección, es la mejor manera de brindarle una buena educación a nuestros hijos para que ellos así se sientan protegidos y estén conscientes que somos todo para ellos.

Anuncios