De las obras de Santa Teresa de Jesús

Nada te Turbe

Al leer alguno de los apartes de la  obra de Santa Teresa de Jesús, me encontré con un tema muy interesante, referente al deseo de morir para encontrarse de una vez por todas con el Señor a quien dedicó su vida. Ella es, sobre todos los demás Maestros,  Madre espiritual y Madre de las almas que aspiran a la vida de perfección.

VII

¡CUÁN TRISTE ES, DIOS MÍO…!

¡Cuán triste es, Dios mió,

la vida sin ti!

Ansiosa de verte

deseo  morir.

Lúgubre es la vida,

amarga  en extremo;

que no vive el alma

que está de ti lejos

¡Oh dulce bien mío

que soy infeliz!

Ansiosa de verte

deseo morir.

 

¡Oh muerte benigna,

socorre mis penas!

Tus golpes son dulces

que el alma libertan

¡Que dicha oh mi Amado

estar junto a Ti!

Ansiosa de verte

deseo morir.

 

El amor mundano

apega a esta vida;

el amor divino

por la otra suspira.

Sin Ti, Dios eterno,

¿quién puede vivir?

Ansiosa de verte

deseo morir.

La vida terrena

es continuo duelo;

vida verdadera

la hay sólo en el cielo.

permite,  Dios mío

que viva yo allí,

Ansiosa de verte

deseo morir. 

 

¿Quién es el que teme

la muerte del cuerpo,

si con ella logra

un placer inmenso?

¡Oh ! si, el de amarte,

Dios mío sin fin.

Ansiosa de verte

deseo morir.

  

Mi alma afligida

gime y desfallece,

¡Ay! Quien de su Amado

puede estar ausente?

acabe ya, acabe

aqueste sufrir

Ansiosa de verte

deseo morir….”

Anuncios

El avaro vive en la miseria

¿Quíen es Osho?

    Osho es un místico contemporáneo cuya vida      y  enseñanzas ha inspirado a millones de personas de todas las edades y condiciones.

Osho, nació en India, el 11 de diciembre de 1931. Desde la infancia fue un espíritu muy rebelde e independiente, negándose a aceptar creencias y convencionalismos, cuestionando abiertamente todas las tradiciones y religiones en favor de experimentar la verdad por sí mismo.

Hoy en mis reflexiones y pensamientos, quiero compartir con todos ustedes este texto de Osho, que me ha parecido bastante interesante, porque yo, personalmente, puedo dar fe que es muy cierto.  En la medida que yo doy recibo.

“Ser avaro es vivir en la miseria, pues la persona que no es capaz de dar, tampoco lo es de recibir.

La persona que no es capaz de dar, se cierra; tiene miedo a dar. Tiene que ser muy precavido y mantener las puertas y las ventanas cerradas, herméticamente cerradas, para que nada se le escape. Pero esas puertas son las mismas por las que entran las cosas. Si mantienes las puertas cerradas, no podrán afectarte ni el viento ni los rayos del sol; pero tampoco podrás ver las estrellas ni las flores, y su fragancia no impregnará tu yo.

 El avaro está destinado a vivir en la miseria; está aislado. Vive desterrado; desarraigado como un árbol sin raíces. Su vida no es más que un lento progreso hacia la muerte; no sabe nada de la abundancia de la vida.


Todo lo malo que hay en el hombre es debido a la falta de amor; está de un modo u otro relacionado con el amor. O no ha sido capaz de amar o no ha sido capaz de recibir amor; pero no ha podido compartir su existencia. Ahí radica el sufrimiento, que genera interiormente todo tipo de complejos.


Estas heridas internas pueden aflorar de muchas maneras, pueden convertirse en dolencia física o en dolencia mental, pero en lo mas profundo, el hombre sufre por falta de amor, así como el cuerpo necesita comida, el alma necesita amor, ni el cuerpo puede sobrevivir sin comida ni el alma sin amor.”

Osho

Noche

Cuando muere la tarde
y se enciende el poniente
aparece la luna
con su luz reluciente
ilumina la bruma
que aparece en el cielo
como suave figura
adornando la noche
con su espesura.

Y las nubes en el cielo
que reflejan el encanto
de un sutil movimiento
y su mágico destello
simulando las siluetas
de dos almas que en la noche
hacen de su amor lo más bello.

Es la noche que invita
a volar a esa nube
convida a el pensamiento
a viajar por un mundo de belleza
para mirar hacía adentro
las fantásticas estampas
pues es la mente quien te lleva
a recorrer los rincones
de su inagotable sentimiento.

Nota: Palabras que fluyen de mi mente, divisando la noche de mi querida ciudad, desde un piso 18, observando la pequeña luna, el mágico cielo con sus nubes, poco a poco va llegando la oscuridad, la calma, la paz de la noche.

Con el amor derrotamos el miedo.

En mis pensamientos o reflexiones que he podido analizar últimamente, siempre está presente “El Amor”, la paz y la felicidad para con nosotros mismos y los seres que nos rodean; no solamente familiares y amigos, sino todos los seres humanos, conocidos, desconocidos, de ahí que si pensamos siempre en el amor, derrotamos el miedo que nos llena de insatisfacciones, egoísmos o torpezas.

En la vida siempre encontramos dos caminos hay uno muy extenso lleno de envidias, chismes, rabia y miedo y el otro camino más estrecho porque no existen estas actitudes mentales sino el amor. Cuando seguimos este camino, tratamos al otro con consideración, respeto, perdonamos y olvidamos sin esperar nada a cambio, cuando no juzgamos y tenemos compasión por el que más sufre, es ahí cuando le deseamos ese amor al ser querido y a la vez a nuestros enemigos y así dejamos de preocuparnos y no molestamos a nadie.

A veces es bueno olvidarnos un poco de nosotros mismos, dejar de lado nuestros egoísmos, no ser tan individualistas, pensemos que los demás necesitan de nuestro apoyo y comprensión y así el otro sienta que es querido, que es amado.
Si abrimos la puerta de nuestro corazón al amor, si permitimos aunque sea por un instante que viva dentro de mí, el amor llega en abundancia.

Si elegimos el amor a cada instante de nuestras vidas, viviremos una vida de plenitud, felicidad y realidades maravillosas para alcanzar la paz que tanto anhelamos en nuestros hogares, en nuestra patria y en nuestra vida.

Frases para reflexionar

Todos los días encontramos en la internet, miles y miles de frases que nos llevan a un mundo de reflexión, he aquí unos cuantos pensamientos que nos encamina a profundizar un poco lo que somos o lo que queremos ser, para alcanzar algún día una dosis pequeña de tolerancia, comprensión, amor y libertad verdadera.

Son pensamientos que he preparado para compartir con la comunidad de los “blogueros” o de todas las personas que les encanta leer en este medio virtual.

He aquí una serie de frases que pueden servirte para lo que quieras:

Hoy puede ser un gran día…

En la música encontramos lo que realmente queremos escuchar, ese sonido que alegra el espíritu y reconforta el alma, o quizá esa expresión que nos remonta o nos lleva a épocas pasadas, remenbranzas maravillosas de tiempos idos que nos conducen de cierto modo a silencios o melodías con un ritmo que, según el estado de ánimo podemos disfrutar. La música esa percepción sonora para nuestros oídos y para nuestros gusto, que nos convida a vivir instantes colmados de alegría y felicidad, o quizá tristeza, angustia y dolor.

Hoy quiero compartir una canción de Joan Manuel Serrat, cantautor y compositor español, sencillo y elocuente que nos convida a reflexionar para aprovechar los días que nos da la vida. En cada interpretación musical encontramos esas pequeñas cosas que nos motivan o inducen a oir lo que queremos oir.

HOY PUEDE SER UN GRAN DÍA

Hoy puede ser un gran día,
plantéatelo así,
aprovecharlo o que pase de largo,
depende en parte de ti.

Dale el día libre a la experiencia
para comenzar,
y recíbelo como si fuera
fiesta de guardar.

No consientas que se esfume,
asómate y consume
la vida a granel.
Hoy puede ser un gran día,
duro con él.

Hoy puede ser un gran día
donde todo está por descubrir,
si lo empleas como el último
que te toca vivir.

Saca de paseo a tus instintos
y ventílalos al sol
y no dosifiques los placeres;
si puedes, derróchalos.

Si la rutina te aplasta,
dile que ya basta
de mediocridad.
Hoy puede ser un gran día
date una oportunidad.

Hoy puede ser un gran día
imposible de recuperar,
un ejemplar único,
no lo dejes escapar.

Que todo cuanto te rodea
lo han puesto para ti.
No lo mires desde la ventana
y siéntate al festín.

Pelea por lo que quieres
y no desesperes
si algo no anda bien.
Hoy puede ser un gran día
y mañana también.

Hoy puede ser un gran día
duro, duro,
duro con él.

Es una reflexión: