Si perdono soy feliz

El perdón nos libera del miedo y nos conduce directamente hacía el amor.  El rencor, la ira, la envidia y la maldad hacen mal al corazón.

 

 

 

Anuncios

Cuando un amigo se va…

Cuando un amigo se va
queda un espacio vacío
que no lo puede llenar
la llegada de otro amigo.

Cuando un amigo se va
queda un tizón encendido
que no se puede apagar
ni con las aguas de un río.

Cuando un amigo se va
una estrella se ha perdido
la que ilumina el lugar
donde hay un niño dormido.

Cuando un amigo se va
se detienen los caminos
se empieza a revelar
el duende manso del vino.

Cuando un amigo se va
galopando su destino
empieza el alma a vibrar,
porque se llena de frío.

Cuando un amigo se va
queda un terreno baldío
que quiere el tiempo llenar
con las piedras del hastío.

Cuando un amigo se va
se queda un árbol caído
que ya no vuelve a brotar
porque el viento lo ha vencido.

Cuando un amigo se va
queda un espacio vacío
que no lo puede llenar
la llegada de otro amigo.

 

 

 

 

¿Qué me da paz?

  • Salir de un rencor, de un resentimiento arraigado y persistente, hacia algo o alguien.

  • Salir de un temor, de un miedo, de una incomodidad, de un disgusto.

  • Salir de un vicio que me ata, de una mala costumbre, de un hábito de obrar mal.

  • Salir de una culpa, de un sufrimiento, de un juicio, dialogando y comunicándome.

  • Encontrar una solución a una situación que estresa, que me angustia.

  • Cuando perdono, dispenso, disculpo, olvido, libero a algo o a alguien que yo creo que me hizo daño, que me hirió que me faltó.

  • Aceptar lo que tengo en este momento presente disfrutando tal como es y fluir con él, respirando consciente y profundamente.

     

¿Qué hago para sentir y estar en PAZ?   

Sonreir y servir.

  • Me conecto con la naturaleza, la observo, la admiro e invoco el silencio.

  • Me aquieto por 2 ó 3 minutos durante 4 ó 5 veces al día.  Cuando los seres humanos nos aquietamos vamos más allá del pensamiento y sentimos PAZ.

  • Soy comprensivo, amoroso, bondadoso, fraternal y afectuoso con todos.

  • Entiendo los actos, sentimientos y emociones ajenos, diferentes a los míos.

  • Cultivo la alegría, practico diversiones sanas, tengo descanso suficiente y reparador.

  • Cuido mi salud, me nutro en cuerpo, mente y espíritu, me alimento saludablemente y sin excesos.

PAZ

PAZ: Es simplemente armonía momentánea entre el hombre y su ambiente y se puede derrumbar fácilmente. La verdadera PAZ no depende de buenas situaciones externas. Tener PAZ cuando tengo una relación sólida, un buen empleo, una buena salud, hijos ejemplares, etc., es una PAZ vulnerable porque luego, cuando hay una discusión, cuando el hijo fracasa o se rebela, cuando la compañía me despide o cuando me enfermo pierdo la PAZ.

La paz en el mundo es la suma de la paz y tranquilidad individual de cada uno de nosotros. Nunca llegaremos a formar un mundo mejor sin Paz si seguimos basando nuestro comportamiento en el conflicto, la envidia, el egoísmo y todos aquellos hábitos que nuestra mente, ajena a la profunda paz de nuestro ser, nos propone. La paz es un estado de conciencia.

Pensamientos para tener en cuenta

Cuando nos encontramos en nuestros puestos de trabajo, a veces nos irritamos fácilmente porque muchas veces no comprendemos el estado de ánimo en el que se puede encontrar el otro;  por eso hoy quiero dejar estos pensamientos que son valiosos para tener en cuenta, no solamente en la vida laboral sino también en nuestro hogar y con nuestras amistades: