En el mes de la diabetes

El día 14 de noviembre se celebra  en el mundo el día de la diabetes.

La diabetes en las personas adultas es una enfermedad que va ligada a los hábitos de vida ya que cada día hacemos menos ejercicio, la misma tecnología nos ha llevado a ser mucho más sedentarios.  Anteriormente en la oficina nos levantábamos de nuestro escritorio para llevar la información a otra dependencia, aprovechábamos el momento para hacer la pausa activa, subiendo las escaleras y observando otro ambiente, en cambio, hoy por hoy todo es a través del correo electrónico.

Está comprobado que la diabetes es más frecuente en personas que ocupan altos cargos de responsabilidad, todo esto debido a la manera como se alimentan, muchas veces con “comida chatarra”, más dulces y más harinas.

Las personas diabéticas necesitan luz y calor, el doctor R. Steiner, sugiere con muy buenos resultados el romero, sus aceites esenciales tienen un potente efecto armonizante en el diabético.  Se utilizan baños con emulsión de aceite de romero o baños corporales con infusión de la planta.

.

Uno de los principales secretos (aparte de lo recomendado por su médico), es caminar media hora todos los días, hacer ciclos de baños con infusión de romero y comer avena diariamente.  La avena tiene un alto contenido de magnesio y refuerza el coraje y la voluntad del ser humano.

Precursor de la balada

Si me preguntan quién fue Fuad Jorge Jury  me quedaría una incógnita inmensa, porque después de su muerte es que me vine a dar cuenta que era uno de los  cantantes con el que disfrute mi adolescencia,  se trata nada más y nada menos que de “LEONARDO FAVIO”, quien en las horas de recreo en el colegio, nos intercambiamos las letras de sus canciones.  “Fuiste mía un verano”,  “Quiero aprender de memoria”, “O quizás simplemente le regale una rosa”,” Ding, Dong, Ding Dong estas cosas del amor”, “Mi tristeza es mía y nada más”, entre otras.

Como cantante fue precursor de la balada romántica en latinoamerica entre los años 1960-1970.

Leonardo Favio, fue productor y director cinematográfico, guionista, compositor y cantante, se lo considera uno de los directores más importantes de la historia del cine argentino, al que legó títulos como “Crónicas de un niño solo”, “El romance del Aniceto y la Francisca” y “Perón, sinfonía de un sentimiento”.  De todos los grandes creadores de la historia del cine nacional, Favio fue el más genuino y el más identificable, curiosamente también el más exitoso.

Así es como te recuerdo y te llevaré por siempre en mi   pensamiento, porque le diste mucha alegría a mi corazón.

              Paz en tu tumba

En tus 74 años pudiste hacer lo que más te gustaba:  cantar, actuar, componer, dirigir, escribir, dar amor a todos los que te rodeaban, con tus canciones nos diste lección de vida y respeto hacia los demás, afortunadamente nos queda tu música y tus obras.

http://www.youtube.com/watch?v=EhU3qwpTNO8

Bibliografía:   Revista actualidad y Google.