El diálogo

INTROD

Para continuar con el dominio de nuestro lenguaje y poder escribir correctamente, seguiré con “El diálogo” este consiste en presentar la conversación sostenida por dos o más interlocutores. El escritor desaparece tras la conversación de los personajes que manifiestan activamente ideas o afectos propios.

El diálogo es la forma de elocución propia del teatro. Sin embargo, se emplea igualmente en los restantes géneros y subgéneros literarios: novelas, cuentos, poemas, ensayos filosóficos, etc.

Un buen diálogo basta para definir -sin necesidad de otros elementos- el carácter de los personajes. La palabra revela intenciones, estados de ánimo, en definitiva, lo que no se puede ver, y en ello radica su importancia. El diálogo exige un gran esfuerzo de creación, ya que obliga a penetrar en el pensamiento de los personajes.

cualidades

Un buen diálogo ha de reunir las siguientes condiciones:

DEBE SER:

  • Natural

  • Significativo

  • Progresivo

  • Dinámico y ágil

Natural: El diálogo ha de responder al modo de ser del personaje. Debemos adecuar el lenguaje a la categoría social, a la edad, al sexo, etc., del hablante, es decir, que los personajes hablen en consonancia con su carácter.

Significativo: Al construir el diálogo, se debe seleccionar las frases que resultan significativas; aquellas reveladoras del carácter del hablante o de la situación en que se encuentra. Las restantes se deben eliminar, es decir, se debe desechar todo lo que no se psicológicamente revelador.

Progresivo: No se debe utilizar nunca el diálogo “por el diálogo”. Se debe hacer de modo que esté siempre en función del desarrollo de los personajes, las situaciones y los incidentes.

Dinámico y ágil: Evitar los largos parlamentos discursivos y las frases rotundas y acabadas. La abundancia de preguntas y respuestas y la frase corta y elíptica le dan vivacidad al diálogo. Por lo tanto, hay que huir de lo artificioso, sin caer en lo inexpresivo, naturalidad sin vulgaridad; elegancia sin amaneramiento.

maneras

Hay dos maneras de presentar lo que dice una persona: El estilo directo y el indirecto.

Estilo directo:

Lo que dice el personaje aparece citado literalmente, de modo que leemos u oímos sus propias palabraas. Puede asumir dos modalidades en su presentación:

Como se hace en las obras de teatro, indicando el nombre del personaje que habla, al comienzo de su intervención.
O indicando con verbos adecuados -dijo, preguntó, exclamó, contestó, etc.- quien toma la palabra en cada momento.

Estilo indirecto:

Es cuando indirectamente se narra lo dicho por los hablantes. Ellos no hablan por sí mismos, sino a través del narrador que reproduce lo expresado.

Ejemplo:

ejemplo

 

El estilo indirecto es poco recomendable. Le resta autenticidad al diálogo al transmitir lo expresado por el hablante a través de un intermediario.

Cuando se utiliza el diálogo dentro de una narración es conveniente matizarlo con elementos descriptivos y narrativos que explique al lector lo que siente y hace el personaje mientras habla. En el teatro esto no es necesario porque el espectador escucha el diálogo mientras observa los gestos y movimientos de los actores.

consejos

 

La creación de un diálogo es de las cosas más difíciles, entre las tareas del redactor, puesto que él no puede explicar nada directamente. Todo cuanto deba saber el lector sobre lo que les ocurre a los personajes tiene que deducirlo de lo que hablarán entre ellos.

Las situaciones en que dos personas puedan estar hablando entre sí son infinitas. Pero cada una de ellas (la situación) está marcada por el carácter y la posición de cada personaje, y al mismo tiempo por sus relaciones en el momento en que se inicia el diálogo.

Además, cada frase es un mensaje que envía el que habla al que le escucha. Este queda afectada por esas palabras, y su respuesta va a surgir como una consecuencia de aquellas. Al mismo tiempo esta respuesta irá a afectar al que habló antes. Así, recíprocamente se estimulan uno al otro.

Al escribir un diálogo, hay que tener en cuenta, pues, varias cosas:

Los personajes -su carácter-. Su situación individual.
Las relaciones entre ellos.
Cómo puede afectarles cada frase para que quede justificada la siguiente.

Nada educa tanto como la actividad teatral. Es una actividad cultural muy apropiada para estrechar vínculos y desarrollar relaciones extraescolares.

 

Espero te sea de utilidad. ♥♥♥

¡Animate a escribirme, espero tus comentarios!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s