El poder del amor…

TITULO

Esta es una historia que ilustra la incidencia del amor en nuestro bienestar.  En una antigua leprosería estaba recluido un anciano que siempre se veía feliz y radiante, por lo que llamaba la atención de todos los empleados y religiosas que atendían el lugar.  Era amable y cortés, daba las gracias y siempre estaba dispuesto a servir.   Su alegría contrastaba con la amargura y oscuridad de los demás enfermos. Un día llegó a la leprosería una joven religiosa que entabló con él una bella amistad y le preguntó cuál era el secreto de su felicidad. él, sonriendo, la invitó a descubrirlo, y a ir al día siguiente, al amanecer, al patio principal. La religiosa asistió a la cita y se escondió tras una columna a observar; allí se encontraba el anciano como esperando a alguien. Luego apareció el milagro: un rostro arrugado, con cabello blanco y una sonrisa encantadora. Era una ancianita que se asomaba por encima del muro que daba a la calle. A aquel hombre se le iluminó el rostro y sólo atinó a levantar lo que le quedaba de mano, como quien saluda y se despide de un tren que marcha muy lejos. Aquellos breves instantes le bastaban para comulgar con la vida, mantener en alto su corazón y conservarse en paz con él mismo y con los demás. “Es mi mujer –le dijo a la monja–. Hace cuatro años dejó de insistir para que le permitieran internarse conmigo; venía todos los días y trataba de convencer a las religiosas de que ella estaba contagiada de lepra; después de un tiempo las hermanas preferían no abrirle y ella se quedaba horas tocando. Hasta que un día encontró la manera de asomarse por ese muro y desde entonces cada mañana nos miramos a los ojos durante un corto tiempo, lapso suficiente para darnos la fuerza necesaria para enfrentar el mundo y la alegría para seguir viviendo”. 

ancianos

Por eso, ama a los demás sin esperar nada a cambio, sin esperar recompensa, ama sin descanso y diles a todos sinceramente que los amas para hacerlos felices. ¡Es tan fácil hacer felices a los demás! Diles muchas veces, con palabras o sin palabras, que los quieres. Nunca creas que se los has dicho bastante. El amor nunca se da por supuesto. Atrévete a amar a los otros una y otra vez sin cansarte jamás. No importa si no se lo merecen. Ellos necesitan de ti para ser felices y tú necesitas hacerlos felices para ser tú también feliz. Por consiguiente, no escatimes elogios sinceros.   Muchas personas necesitan que les reconozcas su valor para poder sentirse contentos y creer que su vida vale la pena ser vivida.

TITULO2

♥♥♥

  1. Buenos dias. Hoy que voy a estar por aquí, te visito, solo estaré hoy y ya hasta septiembre o cuando pueda. Pero no podía de dejarte de visitar. Espero que estes bien y difrutes estos dias. Que gran entrada, el amor es lo más bello que no da la vida. Feliz lunes y hasta mi regreso. besos

¡Animate a escribirme, espero tus comentarios!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s