Diego Alonso Arango Arias

 

Diego1111

 

Hoy te alejas de este mundo para uno mucho mejor, aprendimos juntos a caminar, reír y llorar; nuestras familias con el mismo credo,  nos enseñaron lo que realmente teníamos que aprender,  luego nuestros caminos se separaron para que cada uno siguiera su rumbo en el mundo, te convertiste en un excelente profesional y él éxito fue llegando naturalmente.

Pudiste representar tu papel mayor en Carmina Burana y en la ópera el Murciélago  de Johann Straus, en su papel estelar del Príncipe Orlofsky. Cumpliste con tus metas, realizaste los viajes que quisiste, te aplaudió publico nuestro y extranjero, te vas realizado a cumplir los designios de Dios.

 

diego en españa

Pero la música era lo tuyo, hoy tengo que recordar los días de nuestra infancia juntos, cuando nos reuníamos en tu casa para hacer las maravillosas veladas que duraban toda una tarde y parte de la noche, pero tu mamá pacientemente nos aguantaba, siempre vi que tenías unas cualidades especiales para el canto,  nuestras madres nos enseñaban las arias de las zarzuelas y nosotros las representábamos en la piscina  de tu casa, que prácticamente se mantenía vacía por la escasez de agua en esa época (hace más de cuarenta años), pero como niños disfrutábamos de esos juegos.  Son tantos y tantos los recuerdos queridos que tenemos de este gran amigo, que a pesar de los años siempre seguíamos unidos y en comunicación.

 

Opera el murciela papel estelar principe orlofsky johan straus

 

Nos acompañaste en varios festivales de música Andina, logrando así todo el éxito de un excelente “contratenor”, una voz escasa y muy apreciada por los que saben de arte:  es el cantante adulto que canta en el tipo de voz masculino más alto, empleando el falsete, la voz de cabeza y la voz de pecho.

 

encuentro nal de estudiantinas tulua valle

festival musica andina

Es por eso, que quiero hacerte un homenaje con este post, que me llena de tristeza, pero que mi alma siente un poco de alivio al saber que estás cantando con tu maravillosa voz en la corte celestial.

Diego Alonso, siempre estarás con nosotros en nuestros recuerdos y en nuestras vidas y estoy segura que todos aquellos que te conocieron siempre te recordarán con mucho amor.

 

DESCANSA EN PAZ QUERIDO AMIGO

♥♥♥

  1. Gloria, hermoso homenaje a nuestro querido y recordado amigo. Con su voz única nos alegró el alma y el espíritu. Mi tristeza por su partida es muy grande.

  2. Diego siempre será ese incomprendido musical, gracias a él el camino se abrió a muchos otros talentos. Nos quedamos debiendo ese café que tanto nos prometimos para ponernos al día y recibir de ti tu última producción. Tu voz seguirá resonando. Paz en tu nueva dimensión.

    • Por eso Mauri, no nos prometamos un café, actuemos, pero actuemos Ya. Cada que quieras tomarte un café, un vino, un helado 💗🌹☕ con un amigo hazlo pero ahí mismo. Dios nos muestra el camino y nos da la resignación que tanto necesitamos en estos momentos. Cuídate hermano, te quiero mucho.💋

  3. Escribo esto con su voz de fondo y la tristeza me embarga, gracias Gloria por tu reseña, desde el cielo estará cantando con la corte celestial. Paz en su tumba.

      • Mis queridos primos,
        Me da mucha tristeza saber que han perdido un amigo tan especial. Siento mas no haber conocido esta parte tan linda de su ninez y toda una vida con este amigo tan especial. Que linda voz, que expresion tan linda, humilde y alegre en su mirar y sonrisa. Desde aqui los pienso y me uno en su dolor. Un abrazo fuerte para cada uno de ustedes, los quiero

  4. Gracias por éste homenaje a Diego, nuestro admirado y gran amigo. Disfrutábamos cada 8 días yendo a “mecatiar” a algún centro comercial o algún pueblo cercano. Nos reíamos, a veces de manera incontenible, hasta de nosotros mismo, especialmente de nosotros mismos. Disfrutamos Handel, Bach no tanto, ya que a pesar de ser mi compositor favorito, me decía que era demasiado “denso” y, en ocasiones, hasta tedioso. Lloramos (de la emoción) con más de una tertulia viendo “La Traviata”, “Sonámbula”, “Puritanos”… La lista es larga. Cuatro días antes de su fallecimiento habíamos salido a Almacentro. El dolor por su partida todavía se hace evidente. Duele también que una figura tan importante para la cultura colombiana no fuera mencionado como debería, aunque Diego me dijo alguna vez: “Uno debe partir de éste mundo en silencio…”. Me llama la atención que en la página del Instituto de Cultura y Patrimonio de Antioquia hagan un escueto y simple pronunciamiento sobre su fallecimiento, complementado con lo que parece ser un “copie y pegue” de su hoja de vida. También que lo nombren como “uno de los cinco mejores contratenores del mundo”; si bien era cierto, Diego nunca supo que lo consideraban como tal. Aquellos que son llamados “Gestores culturales”, lo alejaron del mundo artístico sin tener ninguna consideración o motivo aparente. Aquellos que tenían el poder, ya politizado, de la cultura, subvaloraron el enorme talento de Diego, siendo uno de los más grandes cantantes que ha tenido el país en los últimos tiempos. En sus últimos años, trató de salir adelante con su grupo “Contracanto”, sorteando todo tipo de dificultades económicas. Diego no alcanzó a cumplir muchos de sus deseos, como el de volver a cantar un “Mesías” (Alberto prefería contar con otras voces); Conocer París (sólo pudo escaparse un día de su gira y no alcanzó a disfrutarlo); Cantar un “Stabat Mater” en semana santa (ninguna soprano a la que le proponía le aceptaba); Cantar en otro concierto arias del barroco (sólo lo había hecho una vez, y hacía ya más de diez años), y tantos otros. Su voz estaba plena y madura. Faltó quién le diera la oportunidad de seguirla luciendo para el goce de muchos. Diego estaba cansado, decepcionado del manejo amañado de la cultura. De ver como una Shakira, JBalvin, Maluma, en otros, son considerados los grandes artistas del país, mientras verdaderas voces, como la suya y la de muchos otros, esperaban siquiera un reconocimiento.
    Descansa Diego A, mi buen Amigo. Siempre estarás en nuestros corazones. Que el eco de tu “Voz Grande” (como te dijo un director, cuando te escuchó por primera vez), se escuche desde el cielo.

  5. Que puedo decirle Héctor Vélez? sólo agradecerle sus palabras tan emotivas y llenas de aliento para continuar con la pérdida de nuestro gran amigo, que como usted lo expresa no fue valorado por ninguna de las entidades de cultura de nuestro país y menos de nuestra ciudad. Se fue en silencio, pero su recuerdo perdurará por siempre .
    Gracias señor Héctor por visitar mi blog. ♥ 🙂

¡Animate a escribirme, espero tus comentarios!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s