Hablemos de música

Para hablar de música, ¿por qué no empezar por nuestros ancestros? Por nuestras raíces? Hablo de Eduardo Arango “El Manco”,  mi abuelo paterno, entre otras historias, le llamaban el  “Manco”porque cuando cumplió doce años tuvo un accidente que le marcó la vida.

Jugaba con un amigo en las instalaciones de un trapiche en plena molienda  y cayó en una de las pailas, en cuyo interior hervía la miel de la panela. (Este es el proceso de la caña de azúcar).  El brazo derecho quedó deformado.  

Cabe anotar,  que en esa época no existían recursos para atenderlo, de ahí que su brazo, con las quemaduras se quedó pegado a su pecho y su mano con muy poco movimiento, pero a pesar de eso,  aprendió a tocar tiple y guitarra,  de ahí el sobrenombre:  “El Manco Arango”; cantor popular de gran renombre, nacido en el municipio de Concepción (Antioquia), Colombia Sur América, el 25 de noviembre de 1877, hijo de Alejandro Arango y Salvadora Fernández.

Después de algunos años decide viajar a la Capital (Bogotá), con el fin de rebuscarse la vida con su música, ya que tenía una excelente voz y así comenzó a acompañar a los mejores duetos de su época y a la edad de 20 años ya era reconocido como un excelente músico compositor y cantante.

Casi nunca hablo de mi abuelo, porque no lo conocí, solamente lo que mi papá nos contaba, como cuando se le cuenta a un pequeño historias como de la Cenicienta y Blanca Nieves, pero si recuerdo que nuestro padre, nos cantaba con su voz brillante y acompañado con su requinto,  algunas melodías con un tono bastante triste, que hoy en día puedo descubrir el por qué lo hacía así.  Estando el muy pequeño, su padre o sea nuestro abuelo, lo dejó para buscar nuevos horizontes y nunca más volvió.

Se dice que escribió más de veinte canciones, pero sus letras fueron robadas porque en ese entonces no se registraban como se hace hoy en día.

A él le fluían sus versos y melodías que los avivatos copiaban para luego hacerlas suyas, pienso que solamente le gustaba  componer y cantarlas al viento, sus amigos más allegados lo llamaban “El gallo de la vega”, ya que su timbre de voz se escuchaba bien alto. A continuación algunas de las letras de sus canciones que nuestro padre recopiló:

(LA CARTA:  Puedes escucharla  en Flash_widget -cajita de música- que se aloja en la parte derecha inferior  de este blog en la carpeta de Música Colombiana):“LA CARTA

“LA CARTA

Aquella carta que rompió tu mano/ por el solo delito de ser mía, /la recogió después hecha pedazos/una pobre mujer la madre mía./por qué la recogió la pobre anciana/de faz augusta y de cabeza cana/con un gesto de luz y de querella/ es que mi padre en su dolor sabia/ que los pedazos de la carta aquella/ eran pedazos ay del alma mía.”

Y para terminar de contar esta historia, según tengo recuerdos de lo que  nos contó papá, como al abuelo lo echaron de su ciudad natal (Bello), porque estaba infectado con la lepra, él se despidió de nuestra abuela con esta canción:

“DESPEDIDA

Ya no podrás amarme aunque quisieras  porque lo exige así mi suerte impía./ y si esta misma suerte nos uniera/ tu fueras desgraciada por ser mía/. Oye esta confesión: te amo con miedo,/con el miedo del alma y tu hermosura,/ y no hallaré otro sol en mi camino/ que los soles que irradian tus pupilas./  Ya no te enlazarás a mi destino,/ hermosa juventud, rosa tranquila;/ y te llevo en mi pecho aunque quisiera/ llevarte más allá de mi amargura.”

“TE LLAMO  (Pasillo)

“Te llamo con el título más dulce, ídolo mío,/ y responder no quieres al grito de mi amor;/ está desierta tu alma, tu corazón vacío,/ el goce del afecto convertirse en hastío/ y esquivas mi presencia burlando mi dolor./Yo tengo por testigos de los acentos bellos/ que al pie de tu ventana me oyeron murmurar,/ del astro de la noche los pálidos destellos,/ y un rizo que tu mano me dio de tus cabellos cuando me amabas mucho, cuando supiste amar./”

“TU Y YO  (Pasillo)

Tu eres la bulliciosa golondrina,/y yo el búho infeliz de los osarios;/ tu flotas entre limbos, purpurina,/ y yo floto entre muertos y sudarios./ Somos el goce y el dolor profundo/ y sin embargo nos amamos tanto,/ que parece imposible que en el mundo/congenie así la risa con el llanto./

El abuelo improvisaba versos y nunca dejó su guitarra que se convirtió en su compañera hasta el final de sus días.

Epílogo:  Mi pensamiento acerca de esta historia es que nuestro abuelo no murió de lepra como nos lo hicieron creer;  pienso que se fue para Bogotá al ver la situación tan precaria en la que estaban viviendo y como lo único que sabía era cantar y tocar su guitarra, en una noche fría de invierno bogotana se enfermó de neumonía y eso fue lo que lo mató el 24 de octubre de 1921 a la edad de 44 años.

El Manco Arango, fue  un poeta y un gran músico,  que no tuvo apoyo para que le cultivaran su talento, pienso además, que con lo poco que nos contó papá es suficiente, ya que las especulaciones y bolas de nieve que se formaron alrededor de esta historia, sirvieron para una publicidad oscura y amarillista que como pueden ver ya quedó en el pasado, pero que se recuerda con respeto y admiración.  Paz en su Tumba!

  1. Que buenooo….que esta esto, tu sabes que me gusta mucho la musica cualquiera sea el genero, aunque mas que otras, pero en verdad debo felicitarte por este emprendimiento, tu sabes cuanto te admiro y no es en vano, ahora despues de esto escritos que has publicado, siento mas que admiracion por ti, eres una genia. Con todo mi cariño te felicito

  2. Tía te felicito, que Blog tan maravilloso. Hacía falta un espacio de esta índole.

    Que bueno que pongas sobre la mesa el tema del mancoarango ó como lo llamaban sus colegas musicales el turpial de oro. Siempre que se habla del abuelo o del bisabuelo (este en mi caso), hay vacíos y contradicciones muy grandes sobre su vida y obra. Siempre la historia se cuenta o se escribe a la sombra de conveniencias particulares o colectivas, lo que impide una voz clara, objetiva e imparcial de los hechos que rodean su legado.

    Seguro que este espacio será de mucha utilidad y punto de convergencia de múltiples ideas que generen conversación y un sanos debates.
    Un abrazo grande

    • Mi querido Felipe, gracias por tus palabras. El ánimo que me diste para salir adelante con este blog, tu ayuda incondicional, tu valiosa asesoría profesional fueron el baluarte para continuar adelante. Estoy pendiente que salga a la luz pública tu blog de “cantalaetayotrasalaracas”, para unir fuerzas y seguir en este proceso de ser mejores cada día y continuar enfrentando nuevos retos.
      Un abrazo también para ti y creo que seguimos en la lucha con optimismo y alegría. Sabes que te quiero mucho!

  3. La foto… que recuerdos. La canciones de nuestro abuelo poesías como un Agustín Lara. Y para información de ustedes: El abuelo tenía un tío materno, cirujano Alejandro Fernánez ofreció hacer una intervención quirúrgica para rehabilitar la extremidad, su madre se opuso radicalmente. Sus amigos Luis A. Calvo y el poeta Adolfo León Gómez lo llevaron hasta la última morada. Y aunque su historia se hunde en el olvido. la novela “El gozón” escrita por Ernesto Arango – otro pariente, da cuenta de este episodio de la vida real, con algunos arreglos de ficción.

  4. Hola prima,yo de esto no sé nada,sólo acepté la invitación que me hiciste.Me parece muy bien planeada,sobre todo por lo de la musica.Y ahí debo hacerte con mucho cariño,una pequeña observación,pues la carta no es de el abuelo,sino de mi papá Darío Arango en la letra y música de Luis Londoño.Y “Despedida”,el abuelo le puso música a los versos del “Poeta del hogar” ,mejicano,que en otro comentario te doy el nombre,porque el alemán entró a la casa.
    Abrazos,y estaré pendiente de tus publicaciones,y me gusta este medio porque es más familiar,no tan abierto como el face.

    • Prima, gracias por tu comentario. Lástima que los autores ya no pueden hablar para aclarar el asunto, de todos modos estamos abiertos a la crítica constructiva para que hagamos entre todos este espacio bien ameno y divertido. Un abrazo,

      • Es algo tan conocido en la familia,que me extraña el hecho de que desconozcas la autoría de la carta,puedes investigar en la primera grabación que hizo el Dueto de Antaño,donde figuran el autor y el compositor.Durante muchos años sólo existió esa versión,luego logramos que la cantaran Par Dúo,Mauricio y Leonel,y como un triunfo personal,Germán y Leonel. El texto de “Despedida” está en cualquier antología de la poesía mexicana,pues el abuelo le puso música a esos versos.Abrazos.Es sólo el interés de informar,nada más.

  5. “Hubo una Antioquia grande y altanera,
    Un pueblo de hombres libres,
    Una raza que odiaba las cadenas
    Y en las noches de sílex,
    Ahorcaba los luceros y las penas
    De las cuerdas de un tiple,
    Siquiera se murieron los abuelos,
    Sin ver como se mellan los perfiles.”
    Bellísima recordación.

  6. Hola primero quiero agradecerte por este espacio tan espectacular y segundo deseo saber como puedo conseguir la cancion despedida o donde la puedo escuchar la he buscado por cielo y tierra y no la he podido conseguir.
    muchas gracias y bendiciones

  7. Gracias a Internet y a Uds. Puedo conocer un poco mas del origen de la musica que tanto me gusta .Soy originario del Tolima ,melomano y bohemio.GRACIAS

¡Animate a escribirme, espero tus comentarios!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s